domingo, 16 de febrero de 2014


1 comentario:

  1. Comparto el sentimiento y, al mismo tiempo, me contradigo porque sé que también contamino (y me gusta la contaminación ajena). Cuáles serán los límites de ese espacio?

    ResponderEliminar